Los ovnis no solo caen en los Estados Unidos

0
20

Hubo un tiempo en que la gente veía cohetes, satélites artificiales, ovnis y hasta marcianos al borde de la ruta, en cualquier lugar del campo argentino. “Salimo pa’juera y el cabo Alderete / me dijo ‘Sargento, ‘tamo frente a un cueeete’”, cantaba Juan Carlos Mareco, alentando una inmediata integración cultural: “Y si el tripulante un marciano es, / ¡que aprenda enseguida a bailar chamamé!” Tiempos en que Billy Cafaro, confiado en los hombres de ciencia, soñaba encontrar un amor interestelar en el antológico “Marcianita”. Y lo soñaba para el año ’70, tanta era la confianza y la credulidad de la época.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here