«Metan gente»: otro caso en el que menores administraban una red de distribución de fotos sexuales

0
57

El grupo de WhatsApp tenía 560 miembros.

El Ministerio Público Fiscal de Mendoza informó hoy que desmanteló una red de distribución de imágenes con contenido sexual, administrada por menores de edad. 

La Unidad Fiscal de Delitos contra la Integridad Sexual comprobó que el grupo de WhatsApp se llamaba “Metan gente” y tenía 560 integrantes. Allí se compartían stickers y videos de pornografía infantil, como así también escenas de abusos hacia niños, niñas y adolescentes.

Desde el MPF explicaron a Noticias Argentinas quela investigación intentará determinar que no haya adultos encubiertos que aprovechen los servicios de mensajería, redes sociales, y chats de videojuegos para hacer llegar de manera indiscriminada a menores, material de esta índole.

A su vez, exhortan los padres de los niños para que intervengan y controlen los celulares de sus hijos, con el objetivo de cerciorar la existencia de algún grupo de WhatsApp que llame su atención por su contenido. 

En este sentido, instan a los padres a que no borren las fotos o videos que encuentren en los grupos y que realicen la denuncia en la Unidad Fiscal de Delitos contra la Integridad Sexual.

Recomendaciones para que los menores tengan un uso responsable de las redes sociales

Enseñarles a configurar la privacidad de las mismas.

NO aceptar invitaciones a participar de grupos de manera indiscriminada, a los que puedan ingresar personas que son absolutamente ajenas al círculo de los menores.

Explicar a los niños, niñas y adolescentes la gravedad de la circulación de ese material. Es fundamental dales a conocer que se trata de un delito y que se encuentra reprimido con pena de prisión, que no resulta graciosa la difusión de material de contenido sexual en la que niños, niñas y adolescentes están siendo victimizados sexualmente por personas adultas. 

Dialogar con ellos/ellas y reflexionar juntos en relación a que ello también es un delito; que el material puede llegar a manos de niños de muy temprana edad que pueden verse afectados psicológicamente al tomar contacto con imágenes para las cuales no están preparados/as para ver ni entender su significación.

Es clave tener en cuenta que en todos los casos los niños, niñas y adolescentes deben saber que antes de ser incorporados a un grupo de WhatsApp, se les debe solicitar su autorización, situación respecto de la cual los responsables a cargo deben estar al tanto, de manera que los menores no sean incluidos a grupos sin su respectivo y necesario consentimiento.

na

Artículo anteriorDictaron prisión preventiva al acusado por el femicidio de la docente en Chubut
Artículo siguienteDemichelis y la autocrítica tras la dura derrota de River: “No es gracioso perder con Riestra”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí